TEATRO Alpha- SP

Hablar de la obra de Cervantes parece todo tan obvio pero, sí es posible comentar esta puesta en escena – como una simple expectadora – sin pretensiones de crítica. Considerando las diferencias de idioma, culturales y hasta históricas saber de la posibilidad de ver El Hombre de la Mancha …es como mínimo un interrogante.

La perplijidad del expectador es evidente, un espectáculo que supone y refleja un esfuerzo gigantezco, actores muy concentrados,marcación estudiada minuciosamente , bailarines magníficos, iluminación adecuada porque suma, positivamente, a la rica ambientación.

El vestuario adecuadísimo, bello, salvo el de los cuidadores( a mi criterio) poco ambientado a la época no solo la ropa sino los zapatos y hasta los anteojos.

Las voces impecables, una delicia para ser admirada y disfrutada que envuelve al público en la aventura saludable del soñar quijotezco.

Ahora, el actor que personifica al Quijote parece una fiel reencarnación del proprio Quijote. Espectacular. Sancho, muy sagaz y bien caracterizado, hace un pie enriquecedor al Quijote ,de acuerdo a lo esperado.

Dulcinea además de bonita es muy expresiva y con buenísima voz.

Sintetizando, un espectáculo al que uno llega com muchas expectativas y sale, emocionado, satisfecho y pleno. Da gusto ver un público tan heterogeneo embalado en los sueños curativos y necesarios del Quijote.

Hasta en ese aspecto… un aliciente para el pueblo brasileño en este período de tantas dificultades.

Valió!

Compartilhe!
Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+Share on LinkedIn